Pasos para elevar tu personalidad

Practica el amor impersonal, amor hacia todas las personas y las cosas, cuida con amor todo lo que te rodea, hay que practicar el amor universal todos los días.

Dedícate  tiempo a solas, es algo importante. Ve a la playa, al cine, disfruta de tu propia persona. Medita por lo menos 15 minutos todos los días, busca un lugar tranquilo, cierra los ojos y aquieta la mente.

La confianza en ti es la clave para lograr elevar tu personalidad. Ten alta tu autoestima, quiérete, confía en ti, sé educado y tolerante. Las personas necesitamos transmitir confianza y seguridad.

Es importante tener un buen concepto de uno mismo. Creer en uno es lo que nos da fuerza y energía para realizar lo que nos proponemos.

Practica una escucha activa,  interésate realmente por lo que le pasa al otro, aprende a escuchar sin interrumpir, dispuesto a escuchar a la otra persona en su propio lenguaje, tratando de entenderlo y comprenderlo. Recuerda que se aprende mucho más escuchando con interés y con una mente abierta. Reconoce el valor que tienen  las otras personas.

Tienes el poder de aprender y mejorar.

Presta más atención a tus capacidades, que a tus dificultades. El reto está en tomar el control, sé consciente del poder que tienes para cambiar las cosas,

Cuando deseamos algo mejor para nuestra vida es necesario comprometernos, tener la voluntad de hacer lo que haga falta hacer, tener pensamientos y hábitos positivos.

Estar activo es una buena manera de mantenernos bien física y mentalmente. Ocupa tu tiempo en cosas que te hagan feliz y que aporten a tu vida, cosas que sumen, que puedan hacerte crecer como persona, como individuo.

Cultiva una actitud positiva, lee libros que te ayuden a cultivar la confianza y el pensamiento positivo.

Utiliza todas las prácticas que te ayuden a controlar tu mente :  meditación, yoga y otras terapias naturales.

Limpia tu mundo emocional de rabia, miedos, frustración, rencor y culpa que sientes hacia otros y hacia ti mismo. A veces se requiere de la ayuda de un profesional.

Nuestro mundo espiritual interno, se basa en la paz y en el amor, limpia tu mundo subconsciente de sufrimiento y  dolor.

Lee libros que te inspiren y te motiven. Mejora tu personalidad con valores y principios elevados y rectos.

Eleva tu vibración, tu energía.

Crea un clima agradable para ti y para las personas que te rodean.

Participa en actividades de solidaridad, ayuda a los que están sufriendo o en soledad, eso te hará sentir más útil y más humano.

 

Anuncios

La autoestima o el amor hacia uno mismo ( 2º parte)

Puntos importantes para mejorar nuestra autoestima:

Aceptarse a uno mismo es sentirse feliz de estar vivo. La vida es en sí un premio. Aceptarnos y no medir  lo que valemos por los éxitos, ni por nuestro nivel intelectual y social. Creer en nuestras posibilidades y aceptar nuestros puntos débiles como oportunidades para crecer y mejorar. Comenzar el día diciéndonos Yo me amo y me acepto tal y como soy

Creer en nuestro valor como ser humano. Cuidar de nuestro aspecto físico, nuestro equilibrio emocional, y nuestro crecimiento intelectual y social.

Aceptar que las personas, las cosas y los acontecimientos no son absolutamente perfectos. No existe el bien, ni el mal absolutos, todo depende de la percepción de cada persona y de cada situación.

Tener bien claro que somos responsables de nuestra vida, y no justificar lo que nos pasa haciendo responsables a enemigos externos, a la mala suerte o al destino. Repetirnos una y otra vez  Yo soy el único responsable de mi experiencia vital

Pensar de forma lógica y racional. Aprender a auto controlarse, no dejar que la mente nos lleve por pensamientos ilógicos y sin sentido. Saber gestionar nuestro pensamiento y nuestras emociones nos hará ganar confianza y a la vez evaluar las posibles consecuencias de nuestras decisiones.

Ser flexible y aceptar los cambios con una mentalidad abierta. No cerrarnos en banda delante de la opinión de los demás, saber escuchar y ver la parte productiva de las diversas opiniones. Salir de la caja y no actuar según los esquemas aprendidos.

No juzgar a los demás es algo sumamente importante, ser personas tolerantes, todo el mundo tiene derecho a equivocarse incluso nosotros mismos. Frente a cosas negativas que nos puedan pasar, intentar analizar y ver de qué forma podemos solucionarla y si no es el caso aceptarla sin sentir frustración, sabiendo que hay cosas que no está en nuestra mano cambiar.

Integrarnos en lugar de aislarnos es una opción muy saludable y aunque todos nos vemos obligados a vivir en sociedad, la diferencia está en participar activamente y disfrutar de la compañía de los otros, respetando su espacio y su libertad.

Ser autosuficientes y responsables, resolver nuestros propios problemas, no esperar a que lo hagan los demás. Celebremos nuestros éxitos y aceptemos nuestros fallos.

Vivamos nuevas experiencias, gracias a la oportunidad de realizar actividades, de aprender cosas, de conocer lugares y personas diferentes, nunca tendremos la sensación de estar solos o vivir de manera mecánica y sin sentido.

Tomar decisiones y asumir riesgos, es saber que existe la posibilidad del fracaso, pero también aceptar que es la única manera de avanzar.

Vivir el presente con intensidad, sabiendo que la vida es un continuo flujo de cambios, pero sin desviarnos de las metas que nos hemos fijado. Es importante tener y mantener nuestro proyecto de vida.

LA AUTOESTIMA O EL AMOR HACIA UNO MISMO

La autoestima es el valor o afecto que depositamos sobre nosotros mismos, a partir de mi autoestima determino mi valía como ser humano. Cuanto más pequeña es mi autoestima menos creo en mi valor como individuo, y más derrotado y fuera de lo que se considera normal, me siento.

La autoestima es la llave de la felicidad, porque es el filtro que hay entre nosotros y la realidad.

 

Una baja autoestima devalúa todo lo que se presenta delante de nosotros, hace aumentar los errores y disminuye los éxitos. Como es el caso del vaso medio lleno o el vaso medio vacío.

Querernos, respetarnos, ser tolerantes con nosotros mismos y sobre todo y fundamental perdonarnos nuestros errores de forma sincera, nos dará paz y nos sentiremos más seguros.

La forma de pensar, sentir y creer de nosotros mismos es lo que luego formara nuestra conducta en la vida.

Sin autoestima toda ayuda exterior pierde fuerza, porque no encuentra esa caja de resonancia en nuestro interior.

Una persona con alta autoestima, se respeta, se quiere a sí misma, acepta sus cualidades y defectos, no cae en comparaciones porque sabe que es un ser único, es tolerante consigo misma y con los demás.

Debemos entrenarnos para tener una autoestima alta, para creer en nosotros mismos y así también trasmitir confianza a los demás.

Es importante darle un sentido positivo a nuestra vida.

Todo aquello que nos proponemos podemos lograrlo con paciencia, trabajo duro y mucha voluntad.

Conocernos a nosotros mismos y saber qué cosas hacemos bien o mal y trabajar para mejorarlas dependiendo del nivel de importancia que tenga para nosotros.

Repetirnos una y otra vez  puedo hacerlo, soy capaz, creo en mi mantener un autoestima alta es sumamente importante.

Solo debemos tener muy presente que somos personas diferentes, con diferentes capacidades y habilidades pero no hay personas inferiores o superiores.

Mantén claro en tu mente cada día de tu vida que eres único y especial, que puedes lograr todo lo que te propongas, prepárate y fórmate para lograrlo, sé bien que puedes hacerlo.

Un abrazo enorme y seguiré escribiendo para ustedes, en pocos días subiré la segunda parte de este tema tan apasionante y enriquecedor en nuestras vidas.